175362
Autor de la confesión

Estimado amigo Pato y Anónimo 175238 que confeso ser también la 175127.
Todos los cuestionamientos que se han hecho ustedes acerca de la conducta pasada de mi novia, ahora mi esposa, se las he hecho sin vacilar. Mi esposa ha admitido que su comportamiento fue menos que correcto. Si me hubiese enterado por aquellos días de toda la situación, la imagen de aquella mujer, mi novia, entonces, se hubiese visto profundamente comprometida, y seguramente no habría vuelta atrás.
Mi esposa asegura que no confesó lo ocurrido por temor a perderme, admite que no tuvo nunca el valor suficiente para tal confesión, que lo ocurrido fue culpa suya, pero no deseaba que las cosas terminaran así. El joven representaba para ella un momento de bienestar, alguien que subía su autoestima sin reproches ni reclamos ni discusiones. No supo manejar las cosas y creyendo estar en control de todo, vio como todo se le salió de las manos aquel día en que embargada por el dolor, se entregaba a un hombre, buscando oxígeno para aliviar su sofoco.
Se permitió la relación “amistosa” con el caballero segura de que ella tenía el control de todo: de sus emociones, del joven y de la situación. Ella sabía lo que quería y no le interesaba nada más, al punto de no ver que el joven buscaba algo más serio.
Amén de todas las dudas que esto genera, esa es a grandes rasgos las razones que mi esposa esboza. Disculpas, me ha dado muchas, con lágrimas, con histerismo, con sollozos. Asegura que está conmigo y no con aquel joven, porque se había enamorado de mí, el joven solo era un tiempo de distracción en la universidad y algunas veces que se permitió salir con él.
Espero esto aclare los comentarios iniciales.

01:36 11/06/2017

¡Puntúa el comentario 175362! 3.0/8 (4 votos)




El comentario pertenece a la Confesión 43343, haz click para acceder.

Si crees que el comentario es útil, te ha ayudado a ti, piensas que puede ayudar al autor de la confesión o a personas en su situación, por favor, valóralo positivamente. De esta manera ayudas al confesante a valorar el comentario, y al comentarista que verá su esfuerzo recompensado.
0.00859212875366