200420
Anónimo


En la universidad yo estuve entre un lindo de ideas rígidas y un feíto simpático y más maleable. Salí con el lindo, duró un año, después me dí cuenta que yo - y todo el mundo alrededor - tenía que "encajar" en su proyecto de vida y ahí tenía yo un papel asignado definido por él y también me dí cuenta que soy más egoísta y prefiero alguien más compañero, o más influenciable o más manipulable por mí. Alguien que cambie de planes por mí, por ejemplo. Lo dejé y terminé saliendo con el feíto que todavía estaba esperando y nos llevamos mejor. PERO IGUAL recomiendo empezar por el más lindo, la atracción es lo más fuerte y tenés que conocer más a la persona para contrapesarla con los defectos. Si es que los tiene.

22:27 15/04/2019

¡Puntúa el comentario 200420! 0.0/8 (0 votos)




El comentario pertenece a la Confesión 52211, haz click para acceder.

Si crees que el comentario es útil, te ha ayudado a ti, piensas que puede ayudar al autor de la confesión o a personas en su situación, por favor, valóralo positivamente. De esta manera ayudas al confesante a valorar el comentario, y al comentarista que verá su esfuerzo recompensado.
0.00593900680542