94211
Autor de la confesión

Todos sus mensajes me han hecho reflexionar y tienen bastante razón. Algunos son demasiado idealistas y algo ingenuos. Lo que no se puede negar es que si alguien no nos entra por los ojos, los sentimientos quedan condicionados. Como dicen por ahí, la cara es el espejo del alma, y para mí una cara lo refleja todo, no pido un cuerpo escultural para nada, ni aspiro a la perfección, es más a mí me gustan las chicas sencillas. No porque me guste la belleza me tenéis que tachar de superficial, porque estoy seguro que todos los que lo hacen luego son los primeros en descartar a alguien por su físico. Mucha hipocresía.

94149:
"Valorar a una persona por su físico es igual que valorar un regalo por su envoltorio. Estás viendo solo el 0,00001% de esa chica, y ya no te gusta."

Por muy maravillosa que sea esa persona en cuanto a personalidad, si el envoltorio no va con nuestros gustos poco se puede hacer. Ojala algún día sea capaz de valorar eso, pero no tengo control consciente sobre mi atracción por determinados facciones y estilos. La atracción física es algo innato.

94158:
"Ahora el siguiente paso es el de mentalizarte de que así no se puede ir por la vida. Cambia por tu propio bien."

Me parece a mí que al final me tengo que conformar con chicas que no me gustan pero sí están a mi alcance, que seguro que muchas parejas se mantienen sobre esa farsa.

Bueno, al final esta chica tampoco ha sufrido mucho, creo que he sufrido más yo que ella, porque yo tampoco le gusto (quizás será el odio), además vive muy lejos, así que quedaremos como amores platónicos y listo.

Gracias por sus respuestas, cada una le he tomado con mucha consideración y respeto.

20:37 12/07/2010

¡Puntúa el comentario 94211! 4.0/8 (5 votos)




El comentario pertenece a la Confesión 18359, haz click para acceder.

Si crees que el comentario es útil, te ha ayudado a ti, piensas que puede ayudar al autor de la confesión o a personas en su situación, por favor, valóralo positivamente. De esta manera ayudas al confesante a valorar el comentario, y al comentarista que verá su esfuerzo recompensado.
0.0749289989471