Estás viendo la Confesión 23166, ubicada en Relaciones. ¿Quieres ver más Confesiones de Relaciones?

Enamorada, pero no de mi pareja

Hace más de dos años que me mudé fuera de mi país por las pocas posibilidades que tenía de un buen puesto de trabajo. Después de tres meses, conocí a un chico albanés con el que empecé a salir a las pocas semanas y con el que he estado el último año y medio. Pero en este tiempo, no he sido capaz de llegar hasta lo que es él. Me ha ocultado y mentido en cosas de todo tipo, desde antiguas novias hasta su verdadero nombre, pasando por que me ha ocultado a su familia y ha fingido no ser mi pareja en ocasiones y sigue contando.

Él es inmigrante ilegal en este país, pero eso tampoco lo supe hasta que no lo averigüé yo por mi cuenta. No confía en mí ni lo ha hecho nunca, por lo que parece. Eso sumado al hecho de que yo soy una persona activa y a él lo que más le gusta es quedarse tirado en la cama viendo la tele, a que le digo que hay problemas y se lo toma a broma, hace que lo que sentía por él, que era fuerte, se haya extinguido. Me apetece cada vez menos y menos verle, y para colmo de males, trabajamos juntos (allí nos conocimos). Por suerte, aunque él quiso que nos fuéramos a vivir juntos, nunca lo hice.

En los últimos meses, ha venido a vivir a mi casa compartida un chico muy amable y sencillo que me hace reír, con el que puedo hablar de cualquier cosa y que me ha estado apoyando cuando he estado muy deprimida. Me he encontrado deseando besarle y buscando excusas con mi "pareja" para pasar más tiempo con él.

Sé muy bien que lo mío con el albanés está más que muerto, pero él sigue sin ver que nada va bien y está totalmente enamorado. Ahora, que le empieza a ver las orejas al lobo y que ve que me voy a ir de su lado es cuando ha empezado a hacer planes, a decirme cosas bonitas y a estar pendiente de mí. Pero yo, aunque lo intento, ya no le miro igual que antes, tengo la mente centrada en este nuevo chico. Lo malo es que no quiero hacerle daño al albanés. Después de tanto tiempo, lo mínimo que hay es cariño, y no quiero romperle el corazón en pedazos. Al mismo tiempo, pienso que más daño le haré llevando una relación de mentira adelante sólo por lástima. Y cuando lo he hablado con mis amigas, siempre me dicen lo mismo: ¿Y tú? ¿Tú cómo serías feliz?

Quiero estar con el chico que vive conmigo. Pero no quiero hacerle daño a nadie.

Fecha 23/09/2013 Vistas 751 Acepta opiniones Esta confesión acepta opiniones.

Anónimo

Ya va siendo que hora de que tomes las riendas de tu vida en sentido amoroso. Debes cortar con el albanés ya y hacer lo que realmente quieres. Se trata de tu felicidad, de tu bienestar, incluso de tu propia salud. No puedes estar atada a alguien solo por lástima o para que no sufra cuando él mismo te ha demostrado durante casi toda la relación, que no le importas mucho, además de que te ha estado mintiendo y ocultando datos fundamentales. ¿Dónde queda la confianza y el respeto ahí? ¿Hasta cuando vas a seguir perdiendo tu valioso tiempo por alguien que de verdad no te ama?

Comentario 110978 | 16:45 28/09/2013

¡Puntúa el comentario 110978! 3.2/8 (5 votos)





Confesiones relacionadas