Estás viendo la Confesión 34889, ubicada en Amor. ¿Quieres ver más Confesiones de Amor?

Lo empiezo a querer

Lo conocí en la escuela, en segundo semestre de mi carrera. Al conocerlo la verdad ni me fijé en el, pasó como cualquier otro compañero. No tengo idea de en qué punto me empezó a gustar, solo sé que paso, no podía dejar de pensar en él y cada vez que lo hacía me repetía a mí misma que están loca, porque el en realidad no es nada guapo, al contrio, es gordito y no es agraciado. El punto es que conforme lo iba conociendo más y me daba cuenta qu su forma de ser lo era todo más me iba clavando, el me hacía reír como nadie nunca había conociendo a alguien tan carismático como el. Yo le empezó a coquetear y sé que él también me coqueteaba. Cuando fue su cumpleaños sus amigos le organizaron una fiesta en su departamento y fui invitada, también era su compañera. El punto es que cuando llegue y nos presentó a todos no se acordó de mi nombre, la verdad no sé si lo hizo a propósito, después comenzamos a tomar y me di cuenta que me quería poner borracha, no se, hasta el momento tengo el presentimiento de que quería acostarse conmigo. Mientras hablábamos me pregunto por una amiga, yo ya intuía que le gustaba esa amiga pero no lo quería creer, con esa pregunta el me lo confirmó porque una de sus amigas también me pregunto por ella, es más que obvio que el ya le había contado algo. Después de que se fueron varias personas se pusieron a cantar y el ya estaba borracho entonces cada canción que cantaba me la dedicaba; decía Ema, esta acción va para ti, te la dedico y así. También se pusieron a jugar cartas de prendas y me estaba diciendo Ema, ven. Acabo la fiesta y nos despedimos el término dándome una chamarra, al siguiente día no fue a la escuela y yo le mande mensaje me contesto y después le pregunte algo pero el ya no me contesto, no se algo pasó, yo creo que él perdió el interés en mí y no por qué, me frustra. Ya me metí en la cabeza que tengo que olvidarlo por qué le gusta alguien más, pero es tan difícil, nunca había conocido a nadie como él y mucho menos me había gustado alguien como. Con él aprendí que el físico no importa, de verdad que no importa. Lo que me encanta de él y me vuelve loca es su carisma, su forma de ser, es tan especial. No puedo olvidarlo, lo quiero olvidar pero no puedo. Parece ser que conforme pasan los días me gusta más, sé que lo voy a olvidar eventualmente, pero no se. De verdad me gusta, es muy especial, no puedo dejar de ver sus fotos y pensar en el. Cuando lo vea no sé cómo reaccionare o el reaccionara. De algo que estoy segura es que no quiero perder su amistad, porque independientemente de que me guste, lo aprecio mucho como amigo y me gustaría conservar su amistad. Yo estoy dispuesta a que todo sea como antes pero no sé cómo valla a reaccionar el, espero que nada cambie. El me ayuda a olvidar todo lo que estoy pasando ahorita, cada vez que platicó con el. Y no me gustaría que cambiara. Me gusta mucho e incluso creo que lo empiezo a querer.

Fecha 16/05/2016 Vistas 528 Acepta opiniones Esta confesión acepta opiniones.

Anónimo

Se nota que ese gordito es todo un don Juan! Pero honestamente no hay nada como la personalidad y el carisma de las personas. A mi me pasó lo mismo con mi esposo al principio no me atraia en lo absoluto hasta que empeze a tratarlo y me di cuenta que tenia un sentido del humor increible y uno de los hombre mas caballerosos que he conocido.

Al parecer tu amigo nadamas estaba tirando el anzuelo y como no caiste a la primera, prefirio no perder el tiempo. Mi consejo mejor trata de dejar las cosas como estan y no arruines la amistad que dices tener con el.

Comentario 152884 | 17:59 18/05/2016

¡Puntúa el comentario 152884! 2.0/8 (2 votos)





Confesiones relacionadas