Estás viendo la Confesión 40893, ubicada en Infiel. ¿Quieres ver más Confesiones de Infiel?

Mi novia de la preparatoria

Hace varios años cuando estuve en la prepa tuve una novia, si bien no era la primera si fue como que la primera oficial, duramos un buen tiempo y paso de todo, pero termino a su tiempo como suele pasar, no eramos mas que unos chiquillos, aun así llevamos una amistad por los siguientes años, si bien no eramos muy unidos al menos teníamos el contacto de vez en cuando. Lo que supe después fue que se caso con su novio de la universidad del que salio embarazada.

En fin, paso el tiempo y cuando me uní a eso de las redes sociales y whatsapp fue cuando retome el contacto con ella, empezamos a platicar y nos pusimos al día, ella era ama de casa y yo pues seguía soltero pero ya con una vida estable. Nos volvimos muy amigos de nuevo, aprovechamos su tiempo en casa y yo mi poco trabajo para mandarnos mensajes por las mañanas, hablábamos de todo, lo que habíamos hecho en los años pasados y lo que hacíamos ahora, a veces contábamos anécdotas de otras parejas que habíamos tenido, pero todo tranquilo.

Al poco tiempo ella me empezó a contar que su marido descubrió cosas de su marido que no le gustaban, no soltaba su teléfono, de repente hacia viajes de negocios cuando su trabajo no tenia nada que ver con eso. Incluso dudaba de una obsesión por una antigua amiga de la universidad porque había encontrado fotos de ella muy escondidas en la pc, lo confronto y solo lo negó. Incluso descubrió que cuando salia de viaje mientras le decía que estaba ocupado, mantenía conversaciones con su varias chicas en todo el tiempo que estaba fuera de casa. Entre muchas cosas me contó como su relación se iba deteriorando.

Total un dia creo que desperté todavía borracho después de una noche de parranda y le empece a mandar mensajes temprano y le dije que sentía atracción por ella, que no me lo tomara a mal, simplemente era algo que quería expresar, si lo sentía pero sobrio jamas se lo hubiera dicho. Para mi sorpresa me dijo que le alegraba escuchar eso y que también sentía que yo había cambiado con los años y ya me veía como un una persona madura. El tiempo paso y nuestras platicas se fueron subiendo de tono haciéndonos preguntas mas personales, compartiendo gustos al momento del sexo, a veces entre broma y broma nos hacíamos preguntas como que traíamos puesto o cosas así, y como era de esperarse el sexting se hizo presente, las fotos comenzaron a aparecer y valla que le favorecieron los años, me volvía loco y me encendía mucho imaginar estar con ella.

Nos habíamos encontrado en un par de ocasiones pero no se había dado el momento de tener una buena tarde de charla en persona por que se complicaban los horarios, pero encontramos los momentos adecuados, al principio solo un par de cervezas en un bar para amenizar la platica y regresar a la casa temprano, pero la tensión entre los dos era muy notoria, los roses de manos y besos en la comisura de los labios eran un pequeño juego que nos excitaba, un día me dijo que prefería que siguiéramos la fiesta en un lugar donde no nos vieran públicamente. Mi sorpresa fue que me propuso ir a un hotel que llegamos a visitar en nuestra juventud. No voy a entrar en los detalles, solo se que ese día me di cuenta que ya no eramos los mismos chiquillos inexpertos, disfrutamos una velada única.

El gusto se repitió varias veces, en unas nos aventuramos a que me escabullera en su casa cuando su marido se iba de bar con sus amigos y no volvía hasta el día siguiente, al menos eso decía el. Pero yo estaba enamorado, por mi cabeza pasaba la idea de que ella se fuera conmigo, a su hijo lo conocí varias veces cuando no lo llevaban a la guardería y me gustaba su compañía, para mi no era una mala idea que los dos se fueran a mi lado. Total, el que se encargaba de cuidar su casa ni estaba al pendiente de ellos.

Pero...

Un día repentinamente ella desapareció, no como una película de misterio, pero si como alguien que ya no quiere que la busques. Me sorprendió porque fue muy repentino, dejo de contestar mis mensajes y llamadas. Las pocas veces que me respondía era de una manera seca. No supe que pasaba, si se había metido en problemas o que. Me frustre mucho, estaba a punto de irla a buscar a su casa sin previo aviso. Pasaron un par de meses y finalmente me busco, le dije que me sentía mal porque se fue sin darme explicaciones, dijo que lo entendía pero que estaba embarazada y no se sentía bien emocionalmente.

Le hice la pregunta obvia pero ella me decía que no, que era de su marido, había hecho sus cuentas y no podía ser mio. Ya no me dijo nada mas durante los meses de su embarazo, me sentía defraudado, triste, con dudas, pero ella no me decía nada. Cuando nació su bebe ya no sabia si alegrarme o que, al poco tiempo me contacto y platicamos un poco, pero ella seguía asegurando que no es mio, ademas me dijo que durante el embarazo su relación mejoro, su esposo ya estaba mas en casa y se convirtió en un padre amoroso. No me quedo mas que resignación.

De vez en cuando platicamos pero ya no hay insinuaciones ni coqueteos. Me dolería saber que su matrimonio volvió a decaer, por eso no le pregunto al respecto. Solo espero que si ese bebe es mio lo pueda saber. En fin, esa es mi historia, no me queda decir mas que me gane lo que me merecía y un consejo para los que tienen pareja, todos desde novios hasta matrimonios, no los/las descuiden o llega otro/a a comerse lo que están desperdiciando.

Fecha 13/01/2017 Vistas 930 Acepta opiniones Esta confesión acepta opiniones.

Anónimo

Muy triste el final de tu historia. si ño hiciste sin condon y crees q pudiste dejarla embarazada yo interia conocer ese bebe aver si hay algun parentesco

Comentario 167566 | 21:29 15/01/2017

¡Puntúa el comentario 167566! 5.0/8 (3 votos)

H
pato (680)
Registrado hace: 1003 días
Estado: Activo. Público.
Firma:
la vida es un tango y hay que saberla bailar.pds

Muy cierta la ultima frase tuya "nunca descuiden su pareja" pero agregaría...tampoco se metan con una persona emparejada porque todo vuelve en esta vida,a ti te sirvió de lección.

Comentario 167578 | 01:55 16/01/2017

¡Puntúa el comentario 167578! 4.5/8 (4 votos)

Anónimo

Que mala onda que las cosas terminaron de esa manera, al parecer tu en verdad la amabas ya que estabas dispuesto a cuidar de ell y su hijo. Deberias asegurarte si el bebe es tuyo o no, que tal si ella te lo ocultó por miedo a complicarse la vida y a perder su familia?

Comentario 167632 | 00:32 17/01/2017

¡Puntúa el comentario 167632! 2.7/8 (3 votos)





Confesiones relacionadas


0.33523607254