Estás viendo la Confesión 45512, ubicada en Rarezas. ¿Quieres ver más Confesiones de Rarezas?

Ropa interior

No sé como comenzar a explicar lo que hago diariamente. pero intentaré ser breve. cuando voy al trabajo uso ropa interior de mujer, soy soltero heterosexual, pero me gusta sentir la ropa interior femenina (tangas) en mi piel, de hecho hace mucho que no compro ropa interior de hombre, en casa llego y me quito el traje y me quedo en calzoncitos de mujer y un camisón, uso sujetadores, ligueros y medias. alguna vez he usado pelucas, pero nada mas. al trabajo siempre llego con traje pues trabajo en un consorcio de bienes raíces y lo amerita. Estando yo en el baño orinando en un baño de cubiculo, un compañero abrió la puerta y me vió sentado y con mi tanga abajo. se apenó pero yo más. cerró el baño y yo no lo quería ni ver. después de unos días, se acercó a mi de una forma diferente yo traté de esquivarlo y me dijo que quería tomar un café después del trabajo. le dije que no.

Unos días después, fue mi cumpleaños y en la oficina me hicieron un pastel ya saben, lo cotidiano. entre los regalos que no abrí hasta llegar a mi casa, vi el de mi compañero, una caja pequeña, con una loción de mujer y un juego de tanga y sujetador, me encantó pero casi entro en shock, también venía un vale para recoger una compra en una tienda de ropa muy prestigiosa, así que fui a la tienda y era un vestido rojo con un bolso a juego. no supe que hacer, todos los días lo he estado esquivando, no lo quiero ver, su mirada de morbo y lasciva me llena de excitación, me dan cosquillas en el estómago y sus mensajes por celular son cada vez mas intensos. no quiero ser totalmente gay, pero me dan ganas de experimentar con él algún encuentro, pero tengo muchos motivos para no hacerlo, como que en la oficina se enteren y resulte todo muy mal.

¿Ustedes que me aconsejan?

Fecha 10/10/2017 Vistas 576 Acepta opiniones Esta confesión acepta opiniones.





Confesiones relacionadas

Confesiones relacionadas

0.0547490119934