Estás viendo la Confesión 46720, ubicada en Personalidad. ¿Quieres ver más Confesiones de Personalidad?

Soy crosdresser de closet

Iniciaré mi relato por el final. Actualmente con 15 años de casado en un segundo matrimonio. Tengo dos hijos del primero y uno en el segundo. Me encanta vestirme de nena, lo he hecho desde que tenía 4 años!!!.
Tengo una hermana mayor que me vestía con falda y bluse para jugar a las amigas. SUpongo que me encantaba porque lo recuerdo bien. No sé cuántas veces sucedió pero fueron varias y no sé si nadie nos veía o no recuerdo, me parece que era muy temprano siempre y no había adultos.
El hecho que que como a los 7 años comencé a hurgar en la ropa de mi mamá. Sólo iba a sus cajones y me gustabe ver y tocar sus pantaletas, ligueros, medias y brasieres cuando no había anadie en casa. Desde luego no pasó mucho y un día me puse una pantaleta. Fue la primera prenda íntima femenina que usé. Y estaba desnudo y sólo con la pantaleta, era amarilla, lo recuerdo bien. Simplemente era sedosa, más grande que cualquiera de mis calzoncillos. Debo haberme visto ridiculo (ridicula?) pero la sensación fue maravillosa.
Así comencé a ponerme poco a poco más ropa cada vez que se podía.
Luego de pocos meses pasé a algo más interesante, mi hermana comenzaba ya a utilizar corpiós y brasieres. Esa ropa al menos me quedaba mejor y era más bonita. Me sentía una niña todo el rato que la traía puesta. Eran muy pocas ocasiones en las que podía hacerlo.- Me encantaba su ropita.
Por una muy rara coincidencia, en esos tiempos un compañerito de la escuela me inició en algunos juegos eróticos (?) o calenturientos más bien. No les platicaré por ahora, pero sólo alcararé que nuna hubo penetración o algo, básicamente tacamientos.
Conforme fui creciendo buscaba formas de ver ropa ínitma y de tenerla al menos en mis manos.
Mis siguientes "víctimas" fueron las hermanas de mi mamá. Mis tías eran unas señoritas ya tal vez de 27 a 22 años, algo así. Cada vez que ibamos de visita a su casa, buscabe en el cesto de ropasucia del baño, sus brasieres y pantaletas y si podía, me los ponía rápidamente, sobre todo los bras ya que era rápido. Esos bras y pantaletas si que eran lindos, de encaje, con almoadillas, uffff. Cómo difrutaba esa ropita, aunque fueran sólo 10 segundos con ella puesta.
En el próximo le contaré poco a poco más de esta doble vida. Gracias por leerme.

Fecha 24/12/2017 Vistas 326 Acepta opiniones Esta confesión acepta opiniones.

Anónimo

al leer este tipo de historias mis locuras son cosa de risa. me doy cuenta de que soy completamente normal y que las cosas que pienso son completamente coherentes.

la verdad es que no se que pensar al respecto del confesante pues no logro concebir como es que alguien pueda hacer cosas como esas y hasta tiene una esposa "su segunda esposa" ¡vaya si que el mundo es una locura!

Comentario 184090 | 03:04 28/12/2017

¡Puntúa el comentario 184090! 2.0/8 (2 votos)





Confesiones relacionadas


0.153389930725