Mostrándote las diez (TOP10) confesiones anónimas más leídas, por años.

Confesiones más leídas durante el año pasado

Romántica

Desde muy joven fui una romántica empedernida. De esas chicas que sueñan con un amor de novela, o un príncipe azul. Para contarles un poco mi pasado, en primaria, me caractericé por ser de las primeras en la clase, con un comportamiento y notas excepcionales. Un poco más adolescente, seguía siendo buena alumna aunque un poco más relajada, mis pasiones eran las matemáticas y el español. Enamorada de un romance de novela, siempre en espera de mi príncipe azul, de ese amor que te eclipsa y crees que lo es todo. Con 15 años, sin haber experimentado más que un inocente beso en cuanto al amor se refiere, y con un "novio" el cual no era compatible en lo absoluto, tomé la decisión de solamente dedicarme a mis amigos, estudios y familia. Siempre fui muy cuidadosa de no cometer errores, al ser la más pequeña de 3 hermanos, crecí viendo a mis padres luchar contra los obstáculos de la vida y los problemas comunes en un hogar (dinero, peleas de hermanos, salud), por lo que me volví un tanto perfeccionista y con el objetivo claro de no ocasionar problemas.
Sin ser extremadamente bonita, tampoco pasaba desapercibida, lo que hizo que fuera muy segura y confiada de mi misma.
Entonces a mis escasos 15 años, llegó esa noche, cuando no tenía idea que mi vida iba a tomar un giro de 180°. Sentada al frente de mi computadora, chateando con mi lista de amigos, recibo el mensaje de un chico interesado en hablarme y preguntando si lo conocía, solamente colocó sus iniciales. Sin saber muy bien de quien se trataba, le pregunté con poco interés quién era, al decirme su nombre no lo podía creer. Se trataba de uno de los chicos más guapos de la escuela, que para mí significaba en ese entonces a mi corta edad y experiencia el principio de mi propio cuento de hadas, donde yo sería la hermosa princesa y él mi valiente príncipe.
El inicio de esta historia de amor, fue apabullante de una manera que nunca imaginé. Él era todo lo que siempre había soñado, un chico guapo, inteligente y atento. Me trataba con suma delicadeza y nos fuimos conociendo poco a poco. Las conversaciones que teníamos, desde lo más tonto como por ejemplo si Aladino podía pedir 3 deseos, porque no pedirle al genio que le concediera todos los deseos que él quisiera, hasta temas relevantes como la política en ese entonces, de los cuales teníamos opiniones muy diferentes. Los primeros meses de novios fueron maravillosos, a diferencia de mi primer y único beso a los 14 años el cual fue desastroso y no me gustó en lo absoluto, con él fue todo lo contrario. Todavía recuerdo nuestro primer beso en el solitario pasillo de la escuela, sentí como sus labios se encontraron con los míos, con todo el cuidado y delicadeza de alguien que sabía mi pobre experiencia en cuanto a las relaciones se refiere, me llevó a otro mundo hasta ese entonces desconocido para mí pero a la vez maravilloso. A medida que fueron transcurriendo los meses, la pasión y el deseo se hicieron más fuertes. La necesidad de ambos de estar juntos, en contacto a cada hora era inevitable. Era como si fuera imposible estar separados, por lo que transcurridos 7 meses pasó lo inevitable, en contra de todos mis principios, la voz de mi mamá, el miedo a cometer un error que me costara mi prominente futuro, caí en los brazos de él y accedí a ser suya. Antes de eso, habíamos tenido momentos muy apasionados, pero mis convicciones eran más fuertes que mis ganas de entregarle todo. Él muy pacientemente me entendía y sabía muy bien que yo no era cualquier chica, mucho menos igual a las que se cruzaron por su vida. Sin embargo esa noche caminando por el parque, nos sentamos a hablar cerrados en nuestro mundo. La atracción fue tal que una cosa llevó a la otra y en medio de la oscuridad del parque fui suya por primera vez. Sí, dirán que como es posible que mi primera vez fuera en un parque, sin embargo a pesar de que no fue lo más romántico ni idílico, para mí se sintió así. Bajo la luz de la luna y las estrellas, solo éramos él y yo, con todo el amor que nos sentíamos el uno al otro y siendo mi primera vez, es un recuerdo que siempre llevaré conmigo. Un momento que ambos vivimos intensamente y que con los años él me juró nunca olvidaría.
Como todo no es color rosa, luego de eso, todo cambió. Él se volvió super posesivo y controlador, como si me quisiera para él solamente. Me alejé de mis amigos y amigas, él me llamaba todo el tiempo y vivía para acompañarme y estar conmigo. Por otro lado en mi casa, mis padres notaron lo extraño de todo y mi mamá con su sexto sentido me alertaba de que no era sana la relación en la cual estaba inmersa. Transcurrido un año y medio de relación, era mi momento de graduarme y entrar en economía, pasé los exámenes con excelentes resultados y para ese entonces yo estaba despertando del eclipsamiento en el que estaba, no me dejaba dominar por él y sabía que necesitaba ayuda. Recuerdo claramente esa tarde, luego de regresar de inscribirme en la universidad, me encuentro en su casa tratando de explicarle una vez más que era un paso muy importante en mi vida, pues se trataba del inicio de mis estudios académicos y él furioso porque no me había acompañado a la universidad, agarró el folder con todos los papeles de mi inscripción y los rompió en dos. Yo entré en shock y no lo podía creer, anteriormente él había tenido episodios de ira con actos un tanto violentos pero nunca al extremo de tocarme o de hacerme daño en alguna forma. Era como si una rabia lo consumiera por dentro, yo no lo entendía. Pero desperté, ése día, en el que vi todo el esfuerzo de mis estudios rotos en dos, supe que tenía que terminar mi historia con él.
Yo siempre fui orgullosa y determinada y estar metida en una relación así, me hizo mucho daño. Nosotros nos queríamos, yo lo amaba con todo mi corazón. Pero mi mente y juicio me decían que no debía seguir en una relación dañina. Decidí cortar todo trato con él, hablé con mi mamá y le dije con determinación que no quería verlo más y que hasta allí llegaba mi relación con él. En ese momento, sentía, ira, coraje, miedo, de pasar de una relación mágica a un cuento de horror. Yo no tenía duda que para él lo era todo, pero hay formas de amar y esa no era buena en lo absoluto.
Comencé mi carrera en economía, me convertí en una de las mejores estudiantes y comencé a ser reconocida en mi grupo. Él todavía seguía llamándome y pidiendo perdón, al pasar 4 meses llegó a mi casa a conversar con mis padres y pedirles disculpas por lo que había hecho. Que estaba en terapia y el amor que sentía por mí era inmenso, que me permitieran estar con él. Decidí darle una oportunidad más, sin embargo no funcionó. Su ira al ver como yo seguía creciendo y ampliando mi círculo de amigos no podía soportarlo. Luego del episodio en su casa, me juré a mi misma que no iba a permitir más que me pisoteara y humillara de esa forma, por lo que siempre que venía con sus episodios de ira al molestarse por querer salir con mis amigos, aún invitándolo a estar conmigo claro está, no se lo permitía. Hasta que un día le dije claramente que no quería seguir con él, exactamente a los dos años de relación, mi corazón ya estaba deshecho y mi amor por él aunque seguía inmenso, mi cordura y pensamientos eran más claros. El tiempo es sabio y todo lo cura, decidí darme oportunidad a conocer a otras personas, salir, bailar, formar amigos. Él decidió dejarme en paz, aunque en mi interior sabía que estaba pendiente de mí y de lo que hacía. Una noche, con meses sin saber de él, el mismo día en el cual hace dos años nos habíamos entregado el uno al otro por primera vez, recibo una llamada con un tono de voz que claramente indicaba que estaba tomado, me dice al teléfono unas palabras que todavía las tengo grabadas en mi mente, “un día como hoy, hace dos años juré que siempre lucharía por ti”. Solamente dijo eso y cerró.
Esta es una historia de amor con un final no feliz. Transcurridos ya 16 años, cada quien siguió con sus vidas, sus parejas sus hijos. Sin embargo no sé por qué tengo un sentimiento en lo profundo del corazón, que nos seguiremos encontrando a pesar, del tiempo, el lugar y las circunstancias.

Fecha 03/10/2018 Vistas 9340 Acepta opiniones Esta confesión acepta opiniones.

Me acuesto con la sirvienta

Antes de nada quiero aclarar que no me agrada el termino sirvienta pero así se le llama así que ni modo... trataré de resumir bastante mi historia.
Mi historia comienza en mi segundo año de universidad a pesar de hacer mi mayor esfuerzo terminé aplazando el año ya que como la mayoría necesitaba trabajar para ayudar a mi padres y sostenerme como pudiera, debido a esto me estuve en casa mas a menudo ya que el trabajo era de medio tiempo y no me podían dar la plaza de tiempo completo, entonces ya que no tendría mayor gasto y mi padre es una persona en silla de ruedas y de tercera edad decidimos que se necesitaba una "sirvienta" que ayudara en la casa ya que todos los demás salíamos a trabajar y así fue al final de varias propuestas se escogió a una señora de unos 30 años y listo al principio todo bien ella es muy amigable y graciosa con el pasar de los meses ya con confianza ella contaba con mi padre cosas de sus vidas y de esa forma supe que era acompañada (no casada) con un muchacho de 27 años casi que de mi edad sólo que yo tengo 23, el problema era que como ella es del campo es decir que se dedicaba mas que todo a la agricultura no pudo terminar sus estudios básicos tan siquiera, podía lo básico como sumar restar multiplicar y dividir pero usar una calculadora no podía y eso si me chocó bastante por que es algo que yo daba por sentado que por ser algo tan fácil todos podían y la verdad me dio una gran vergüenza que yo queriendo cosas caras cuando hay personas en esa situación, entonces ya que las tardes las tenía libre yo le dije que si quería yo le podía enseñar mas cosas como usar una computadora, es decir cosas que les sirvieran para salir un poco adelante en la vida, al principio le dio pena aceptar pero al final empecé a enseñarle todo lo que podía que aunque sea poco pero era algo y con el paso del tiempo nos fuimos encariñando hasta el punto que cuando mi hermana llevaba a mi padre a pasar consulta con el médico y nos quedábamos solos habían ciertos roses y en esos roses yo me enamoré de ella no mentiré pero ella me dijo que tenía dos hijos uno grande y otro pequeño pero que su pareja como era del campo también había agarrado vicios y que no la trataba bien, le pegaba, llegaba borracho y si quería tener relaciones simplemente iba al grano sin nada de cariño pero que ya que estaba con el y por la religión no podía dejarlo, me sentía mal por que ella es una mujer estupenda sólo que no ha tenido las oportunidades económicas para salir adelante, paso el tiempo de esa forma hasta que ya no me importaba correr el riesgo con mi padre en la casa y de vez en cuando le tomaba la mano o le daba una nalgada pequeña obviamente ella se dejaba, todo llegó a su clímax cuando ya nos dábamos besos en la boca a escondidas de mi padre, llegado a ese punto ya seguro que yo le gustaba también le propuse si en la semana siguiente que mi padre nos dejara solos nos "quitábamos las ganas" ella se puso a reír y me dijo que si de verdad me acostaría con una vieja con hijos yo le dije que si yo le gustaba y no me dijo nada sólo siguió riendo ya de ahí nos dimos un beso y listo como si nada hubiera pasado, el resto de la semana paso lento pero seguimos igual como una pareja de novios recién declarados, el día llegó y nos quedamos solos como a los 15 minutos después que salieran fui donde ella y la abracé por detrás ella se puso a reír nerviosa y me dijo que si de verdad estaba seguro yo le dije que si y nos fuimos a mi cuarto ahí nos besamos bastante hasta quedar sin ropa yo ya tenía comprados los condones así que no había problema de nada y lo hicimos como locos, luego de ese día se hizo costumbre que cada que nos dejaban solos teníamos relaciones y poco a poco fue a escalando a mas hasta que ya no usábamos condones sino que la sacada antes de venirme, cada que llega a casa se nota mas feliz y me alegra ayudarla en enseñarle cosas nuevas no sólo por el sexo ella de verdad me gusta pero mis padres nunca me dejarían tener algo formal con ella por la edad y por los hijos, la verdad hasta me gustaría hacerle otro niño por que me parece una mujer increíble y no se que hacer?! Yo se que muchos dirán que estoy muy joven que me dedique a la universidad y que tenga mas novias para aprender de los golpes de la vida y tienen razón pero ya e tenido novias y todas iguales no saben lo que quieren, charlas sin sentido, modos de ser infantiles en cambio ella es lo contrario...

Fecha 30/09/2018 Vistas 7851 Acepta opiniones Esta confesión acepta opiniones.

El incesto de mis hermanos

¡Confesión destacada!Hola, soy una chica, tengo 16 años y tengo la cabeza hecha un lío, pero no sé con quién se supone que pueda de hablar este tema.
Aparte de mis padres y yo, en mi nucleo familiar están: mi hermano de 23 y mi hermana de 20; hace bastante tiempo que se fueron a la universidad y pasan la mayoria del año en la casa que tenemos en otra ciudad; cuando pasé unas semanas de mis vacaciones de verano con ellos (más que nada para poder hacerla de vaga 2 semanas) fue que los descubrí.
Los primeros días notaba que esperaban a que me "durmiera" para ir a la habitación del otro a hablar, también que salían juntos a hacer las compras y demás cosas, días después no era raro para mí notar sutiles gestos como miradas largas, tocarse las manos o caricias disimuladas en algún punto del día sin que se dieran cuenta.
Ya en los últimos 3 días, cuando creyeron que me había dormido, mi hermana entró en el cuarto de mi hermano, la seguí y a través de un espacio (ya que cerró mal la puerta) ví que estaban en la silla del escritorio, ella sentada sobre él, abrazados, besándose con locura como si trataran de robarse el aire de los pulmones entre ellos; me quedé petrificada y corri a acostarme otra vez pero no pude dormir casi nada esa noche.
Tomé valor y me decidí a comprobar que tan lejos llegarían si no estuviese yo; les dije que saldría a pasear toda la tarde y comería afuera y volvería en la noche, dejé la ventana de mi pieza sin seguro, y cerré mal la reja de la calle, hice como que salí y esperé un rato afuera; en silencio entré gateando fui hacia la habitación de mi hermana, donde estaba la puerta a medio abrir y me coloqué en un punto ciego.
Los ví, los ví de misionero bajo las sábanas y besándose como la noche anterior; por alguna razón no me podía mover ni dejar de mirar, la sorpresa no me lo permitía; cuando el shock pasó salí de la casa y fuí a un parque cercano a procesar todo lo que ví.
No parece que me hayan visto y yo no le he hablado nada a nadie; después de darle vueltas necesito saber por qué lo hacen, cuando empezó, que sienten por el otro, si es amor, si es calentura o qué, acaso habrán pensado alguna vez hacerme parte de eso; no sé que deba hacer y sinceramente no quiero romper la familia o hacer un escándalo, ¿que harían ustedes?.

Fecha 04/01/2018 Vistas 7388 Acepta opiniones Esta confesión acepta opiniones.

me enamore de mi jefa soy mujer hetero

Hola a todos no puedo decir mi nombre, pero si daré unos datos mios pues...!! tengo 19 años, y estoy locamente enamorada de mi jefa, la conoci cuando tenia 17 años fue la primera vez que traje con ella.!! pero por alguna razon un dia tuve qe viajar y al volver ya no me contrato, desde que la conoci sabia que era lesbiana porque siempre iba con su novia, al principio me daba igual y como la deje de ver no paso nada, pero hace pocos meses me volvio a contratar, yo vivia con mi novio con el que llevaba ya dos años, mi jefa es bonita a menos para mi y es muy graciosa, dice cada cosa, pero tambien huele bien, es caballerosa y en algunas veces me ha llevado a mi casa, la primera vez que me llevo a mi casa me senti muy nerviosa, ella es muy educada, y respetuosa tiene 24 años y es profesiona y emprendedora tiene una cadena de tiendas y si la admiro pero me dan muchas ganas de besarla de abrazarla de estar con ella, y de tener sexo con ella, bueno nada eratan fuerte hasta que se fue a vivir a otro estado, y venia aqui de visita, cada que venia yo me ponia muy feliz pero pasaba muy poco tiempo conmigo aparte de que nunca se acerba a mi siempre tomaba su distancia, la ultima vez que la vi me di cuenta que me encanta pero no le pude decir nada lo mas que pude hacer fue el darle dinero en la mano y por un segundo se tocaron nuestras manos yo senti una vibra muy grande, se que vive con su novia y que entre ella y yo no va a pasar nada pero un día estabamos hablando por mensaje como todos los dias hablando del trabajo y me atrevi a decirle que me gustaba ella ignoro completamente el mensaje como si no lo hubiera visto, y no me dijo nada pasaron varios dias hasta que me pregunto porque le habia dicho eso, me recalco que estaba mal, y le dije que yo sabia, ella me a dejado muy claro que tiene novia en repetidas ocasiones pero tambien me ha dicho cosas que me desconciertan, me pregunta com oestoy si me recupere (un dia que me enferme) si ya estoy en casa y muchas cosas, tambien hablamos de temas tabu como el sexo los fetiches y probablemnte yo sea muy descara y en repetidas ocaciones le he dicho que conmigo podria hacer esa clase de cosas, tambien ella es artista retrata desnudos y me ofreci a que lo hiciera conmigo aveces bromeamos al respecto, esta semana que viene ella vendra y no sé que hacer quiero besarla y coger con ella deberia intentar lanzarmele? tambien termine el novio que tenia y a los pocos dias me vio los mensajes en los que me le lanzaba a mi jefa, nucna me habia gustado tanto una mujer de hecho no me llaman la atencion las mujeres ayuda necesito sabe rque debo hacer

Fecha 03/10/2018 Vistas 5617 Acepta opiniones Esta confesión acepta opiniones.

0.136430025101